Área de trabajo digital: forma a tus empleados

La base de la transformación digital, más allá de implantar tecnologías, es la creación de una cultura digital. Es decir, la propia empresa tiene que fomentar que las tecnologías tengan un beneficio global para la organización y sus públicos. Los empleados son gran parte de la cultura e imagen de una empresa, por eso hemos creado esta área de trabajo digital.

Con esta iniciativa, pretendemos dar visión a los puntos clave en los que formar a vuestros empleados y así poder aprovechar al máximo la transformación digital de vuestra empresa. Este trabajo se realizará a lo largo de diferentes publicaciones que iremos publicando mensualmente.

Fomentar este desarrollo laboral no es fácil, pero seamos sinceros, actualmente uno de los principales quebraderos de cabeza de una empresa es captar y mantener trabajadores cualificados. Que mejor decisión que apostar por los trabajadores actuales ayudándoles a entender mejor su trabajo y facilitarlo a través de las TIC.

De esta inversión se obtendrían equipos más cualificados, dinámicos, motivados, comprometidos, que entiende mejor su trabajo y a la propia empresa y, además, ayuda a construir una cultura sólida.

Área de trabajo digital como apoyo formativo

La forma de trabajo está cambiando, para ellos puede ser una auténtica locura adaptarse a la nueva forma que va a adoptar la empresa. Por ello, recomendamos ofrecerle apoyo formativo en las nuevas áreas, en las nuevas herramientas y en la nueva visión tecnológica de la empresa. Es decir, crear un área de trabajo digital, con una persona encargada de ella y de desarrollar los planes de trabajo. La colaboración de los departamentos de RR. HH. y TI aseguran esta formación y experiencia. Es decir juntar al factor humano y al tecnológico bajo la coordinación del encargado del área de trabajo digital.

Esto se conoce como mejorar la experiencia digital del empleado. Se trata de un trabajo duro y de una inversión, pero los tiempos están cambiando y esta es la mejor forma de cambiar con ellos. Existe una relación directa entre la experiencia digital del empleado y su productividad en la empresa. Abarca cómo se trabaja, las herramientas que se usan y por su puesto la propia cultura bajo la que se mueven.

Otra opción puede ser contratar trabajadores ya cualificados, pero nos enfrentamos a dos problemas.

El problema de encontrarlos en un mercado laboral donde la lucha por esta clase profesionales es brutal. Y en el caso de encontrarlos, tener la capacidad de retenerlos en un entorno flexible, innovador, creativo entre otras exigencias de su parte.

Además, al no tener una visión digital generalizada, ya que otros empleados no formarán parte de ese cambio, siempre habrá áreas atrasadas. A la larga esto supone un problema. La transformación no será real, sino un parche de virtualización de la empresa. Esto puede dar beneficios, pero no al nivel de una transformación gradual correcta.

Esta inversión, acabará atrayendo a profesionales cualificados, ya que la empresa ganará valor. No solo ofrece un puesto sino una experiencia digital.

Fomentar la colaboración

Uno de los principales beneficios de las nuevas tecnologías y de lo más demandado por los empleados, es el trabajo colaborativo.

Pongámonos en la piel de un trabajador de una gran empresa, los trabajadores no se conocen entre sí, solo los de áreas similares y con trabajos similares. Potenciar la colaboración interdepartamental, hace que se creen vínculos y se fomente el compañerismo. Además de mejorar el día a día del trabajador que notará una mayor motivación, la información empresarial estará más completa con visiones de otros departamentos y con menor tiempo de respuesta.

Esto ayuda a la adaptación, a promover las capacidades sociales de los empleados y a aportar una visión conjunta con una mayor conexión entre áreas.


Uno de los mayores retos del CIO es esta formación digital. Esto supone un beneficio no solo para la empresa y su cultura, sino también el propio empleado que en su día a día podrá implementar sus nuevos conocimientos, dándole motivación y valor. Además, cada vez tiene más influencia en los consumidores la satisfacción de los empleados con la empresa. La motivación de los empleados se traduce en clientes más satisfechos.

La experiencia digital del cliente esta directamente relacionada con la competitividad de la empresa en el sector, la mejora y el crecimiento empresarial, con la confianza de los trabajadores en la empresa y su satisfacción propia.

El área de trabajo digital es la puesta en marcha de cambio en la forma de trabajo en una empresa. El cloud computing es una gran inversión para fomentar está área ya que permite la colaboración entre departamentos y trabajadores, flexibilidad y eficiencia laboral, entre otras cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top